Agresión en perros!

El domingo pasado me escribió un cliente que tiene mas de tres años en ACA y me compartió un acontecimiento que le sucedió y me parece que es de suma importancia platicar del tema ya que nunca estamos exentos y de algo nos ayuda compartir nuestras experiencias, en fin te platico.

Hola toño, primero espero que estén bien!. Oye fíjate que hoy nos toco un episodio con unos perros, no estuvo involucrada ninguna de mis perras, pero se me hace interesante si crees que sea bueno compartirlo, Íbamos en la camioneta y de repente vimos a un Pastor Belga que tenia prensado a un beagle,  los dueños no podían separarlos y pues nos bajamos a ayudar, al final pudimos separarlos,  pero el caso fue, primero que la dueña del beagle dejo al perro amarrado afuera de la tienda, segundo el dueño del pastor venia distraído en el teléfono, al pasar junto al beagle el pastor se le fue encima, el caso pudo pasar a mayores, porque el pastor estaba muy agresivo, y el muchacho no sabia ni que hacer, bueno, el caso es que los dos tuvieron mucha culpa! Si vamos a sacar a los perros tienes que estar pendiente en todo momento de tu perro, pero aquí ninguno tuvo precaución!! En fin si consideras que sirve de algo lo podemos poner en el grupo! Y bueno te mando un fuerte abrazo!!

La agresividad canina es uno de los problemas de comportamiento más se da tanto en machos como en hembras, independientemente de la raza. A su vez es uno de los problemas de comportamiento que más preocupan a los dueños y clientes, aunque lleva tiempo y puede ser costoso, generalmente, la mayoría de los problemas por comportamiento agresivo tienen solución.

El acto agresivo en los perros se realiza por razones de adaptación, desde la óptica del perro. Para el perro siempre que agrede tiene una buena razón para hacerlo, obviamente esto es inaceptable, pero es importante que esto sea tenido en cuenta por el dueño para que no se genere un sentimiento negativo hacia el perro por parte de él y esto acentúa aún más el ya deteriorado vínculo entre el dueño y su perro. 

Lo primero a descartar es que la conducta agresiva del perro se deba a una causa orgánica tal como alguna enfermedad: patologías encefálicas, epilepsia, disfunción hormonal etc., o como consecuencia del dolor. Para descartarlo es necesaria una revisión veterinaria del animal, ya que una buena cantidad de consultas por agresión terminan cuando los animales son tratados por algún problema físico.

La agresividad puede ser por: 

• La Genética propia de cada especie y de cada individuo. • Factores hormonales. Estado fisiológico de cada animal, considerando la producción de diferentes hormonas y la presencia de determinadas patologías. • Estímulos ambientales. Sonidos u objetos en movimiento. • Aprendizaje y experiencias. • Estado o nivel de emoción: Excitación, ansiedad, estrés o frustración en el animal.

Agresividad entre machos:

Es el tipo de agresividad que se pone de manifiesto cuando dos perros que se pelean para obtener algo antes que el otro, ya sea comida, juguete etc.

Los perros pueden ser agresivos con otros perros por las mismas razones que lo son con las personas (dominación, territorial, posesiva, desviada). La interacción insuficiente con otros perros durante las etapas sensibles del desarrollo y de la socialización, puede ser una causa de la agresión.

Para resolver un problema de agresividad por rivalidad o competencia podemos hacer lo siguiente:

• Identificar el perro de mayor rango social. • El dueño debe apoyar la posición de mayor rango en un contexto de no confrontación, mientras que el perro subordinado debe ser ignorado. Se deben priorizar en cualquier situación los privilegios y el acceso a los recursos en favor del perro superior en la escala jerárquica (se le alimentará primero, se le prestará mayor atención, etc.). • Se debe analizar el contexto en que se produce la agresión y adaptarnos a él, y tratar el problema de forma específica. • Realizar sesiones de habituación a la presencia de otros perros en un entorno controlado. • Ignorar sistemáticamente al perro. • La distancia con otros perros se irá acortando, a la vez que se incrementa el tiempo de contacto paulatinamente, sin llegar nunca a provocar la conducta agresiva. En tal caso se volverá al paso anterior de la habituación, en el que no se producía confrontación. • Se debe ir variando el lugar de las sesiones de habituación y los perros con las que se realizan.

Agresión en perros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deslizar arriba