La conexión con mi perro!

Muchas veces me preguntan por que el nombre de Aprendizaje Canino Alva y mi respuesta es:

Aprendizaje Se define como un cambio perdurable en la conducta, el cual es el resultado de la experiencia con eventos ambientales; ocurre en todos los animales, pero debido a su interacción con el humano, es particularmente importante en los  perros, Canino, de los perros y alva mi apellido.

Estoy completamente seguro, que los perros como los humanos no dejamos de aprender nunca y eso es la union que marca la relación entre ellos y nosotros, es por eso que hoy te platico una de las cosas mas sencillas pero complicadas de manejar, el correcto uso de la correa.

La Reacción negativa a la correa es uno de los principales motivos que conllevan a conductas agresivas y quizás el más fácil de prevenir es el uso incorrecto de la correa cuando paseamos a nuestro perro. 

A veces el perro atado con la correa recurre a conductas agresivas e intimidatorias con relación a otros perros de la calle. El perro gruñe, grita, salta, amenaza y tira como medida intimidatoria hacia el otro individuo. Sin embargo, si soltamos a este mismo perro, éste deja de presentar conductas agresivas y se muestra mucho más intenso y comunicativo con el otro. Así, ambos se relajan y la interacción entre ambos ocurre de forma tranquila y sin conflictos. En este caso, cuando un perro presenta este tipo de conductas hacia otros, se les cataloga como perros “reactivos”. Pero cuidado, “reactivos” no significa “dominantes”. 

La confianza hacia nuestro perro es uno de los puntos más importantes y a su vez más complicados de trabajar a la hora de eliminar conductas indeseables. Si convertimos los paseos con nuestro perro en una rutina agradable y placentera para ambos y confiamos en que nada malo ocurra, seguro que muchas de las situaciones conflictivas desaparecerán y aprenderá a relacionarse con su entorno de forma más enriquecedora y positiva. 

Algo que puede resultar tan obvio, como el correcto manejo de la correa, resulta ser un arte, donde la precisión y el saber sentir son las claves del éxito. La correa tiene que ser una extensión de nuestro brazo, tiene que estar relajada, pero con el suficiente contacto como para poder comunicarnos con nuestro perro con la mayor suavidad posible y poder captar su atención en caso de que sea necesario. Las correas nunca se utilizan como herramienta de castigo, siempre son una herramienta comunicación con el perro.

Si el dueño está tenso, esa tensión se transmite a través de la correa a nuestro perro, y eso puede desencadenar conductas de miedo, agresividad y re actividad. Mediante el manejo suave de la correa y nuestra voz, así como con la comunicación no verbal, pedimos cosas a nuestro perro y por lo tanto no se utilizan para arrastrarlo, levantar ni maltratar en ningún caso. El problema se agrava cuando aparece la “necesidad” de controlar al perro mediante tirones de correa se repite una y otra vez día tras día generando graves trastornos de conducta al perro.

Es necesario que nuestro perro relacione la correa como algo positivo que le une a su dueño, nunca como un elemento de control o imposición. 

Cuando trabajemos ejercicios de adiestramiento con correa, siempre emitiremos las señales lo más claro que nos sea posible para que nuestro perro comprenda lo que le estamos pidiendo y acceda a realizar libremente el ejercicio.

Para el correcto manejo de la correa nuestro perro debe percibir que, mediante esa unión, le pedimos cosas, no se las exigimos.

Una de las formas de trabajar será que el dueño practique el uso correcto de la correa en situaciones no conflictivas para después hacerlo en todas las demás y así evitar tirones innecesarios, tensiones, gritos y en definitiva una sensación desagradable para el perro. 

Es muy importante entender que muchas veces nuestro perro nos va a pedir ayuda por qué no sabe cómo afrontar una nueva situación, así que es nuestro deber el guiar a nuestro perro y proporcionarle la confianza y tranquilidad necesarias para descubrir sin temor el mundo que lo rodea. 

La conexión con mi perro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deslizar arriba